Saltar al contenido
ALQUILER DE HUERTOS Y GALLINEROS. Arganda del Rey, Rivas Vaciamadrid

Cómo cultivar fresas

20 abril, 2020

Un cultivo que a todos nos agrada.

Las frutas tropicales y dulces son las más buscadas por la facilidad de estirar la mano y gozar sin ningún obstáculo de un alimento nutritivo  y, más que nada, saludable.

Pero cuando nos decidimos a plantar, nos percatamos de que no poseemos ni el menos conocimiento de cómo llevarlo a cabo. Te avisamos que es habitual que los cultivos espontáneos y sin tomar las respectivas medidas, por lo general no prosperan y acaban desanimándonos.

Es por este motivo, que desde hoy, vas a conocer con nosotros todo lo relacionado al cultivo de una de las plantas más demandadas por los fieles a las frutas; estamos hablando por supuesto de las fresas.

Son una de las matas más simples de cultivar; desde luego que tienen sus necesarios “mimos”, pero no van a ser nada cuando estas empiecen a florecer y, posterior a ello, nos deleiten con sus frutos.

Continúa leyendo para que te des cuenta de cómo y cuándo plantarlas de forma correcta.

PLANTACIÓN

Antes de que empieces a cultivar, es requisito que sepas todos los medios que intervienen directa o de forma indirecta para que estas se desarrollen saludablemente. Por esto tienes que entender lo siguiente: 

Suelo: Estas plantas necesitan de una diversidad de elementos orgánicos para que nos den sus frutos. Por este motivo, vas a tener que adquirir abono orgánico en tu vivero más próximo o, si es que deseas llevarlo a cabo de una forma más natural, ir añadiendo los desechos de las cáscaras que hayas usado en la elaboración de tu comida. Así, el suelo se irá nutriendo pausadamente y obtendrá los minerales necesarios para ella.

Achique: de distingue de otras especies de plantas,  en que no requieren de un suelo muy drenado; soportan realmente bien los pisos con contenido elevado de humedad. No obstante, y más que nada para impedir problemas con alguna plaga, debemos evitar los charcos.

Iluminación: les encanta el Sol. Cuando este les da de manera directa acostumbran a crecer de forma más apresurada y dan, en la mayoría de los casos, unos cuantos frutos más. Tomando conciencia de esto, y si deseas tener una planta vistosa, lo mejor es que la adecues en una región en donde reciba por lo menos 5 horas de luz día tras día.

Estación: A pesar de ser una clase que soporta con enorme energía e ímpetu las variantes climáticas (llegando a ajustarse realmente bien a las fuertes heladas), te sugerimos que elijas plantarla o bien a inicios de primavera, o bien a finales del invierno; alguno de estos dos instantes son idóneos para realizar tal tarea. 

SIGUE ESTOS PASOS Y NO TENDRÁS PROBLEMAS

1: Como cultivarla a través de hijuelos o estolones es bastante más simple, puedes adquirir las plantas que tu quieras en un vivero y posteriormente empezar a duplicarla. Debes elegir los que tengan un aspecto más saludable para fomentar que estos crezcan sanos; de igual modo,  haz este paso un día antes de sembrarlas y deja sus raíces remojando en un envase con agua.

2: Al día siguiente,  cava agujeros de  10 centímetros y ponlas a unos 30 centímetros de separación. Aunque te parezca bastante espacio, cuando estas crezcan se cubrirá todo.

3: Por último solo debes cubrir con el abono que has guardado con anterioridad, ten en cuenta que sus raíces queden bien cubiertas y compacta la zona de forma que quedo todo aprisionado. Riégalas abundantemente con agua y ya habremos superado la primera y más relevante etapa de su cultivo.

CUIDADOS

Riego: en un principio debes regarlas cada tres días hasta que se acostumbre a la zona y una vez pasados quince días las debes regar cada dos días.

Abonado: se recomienda abonar dos veces al año (primavera y otoño).

Heladas: A propósito de esta estación, si las heladas invernales son muy fuertes, tenemos la posibilidad de cubrirlas con una lona para protegerlas de las bajas temperaturas. Todo va a depender de qué tan fuerte sea el frío en la región local en donde habitas.

Poda: Por otro lado, además debemos podarla por lo menos una vez al año. Tenemos la posibilidad de llevarlo a cabo inclusive de forma manual desprendiendo con precaución las hojas que luzcan poco saludables o que se caigan con el contacto. 

PLAGAS

Desgraciadamente para todo apasionado de las plantas las plagas o patologías siempre están a lo orden del día para atacarlas sin previo anuncio. Por este motivo, debemos estar siempre alerta y observadores para lograr conocer a tiempo si estas son víctimas de alguna de ellas. Las principales plagas son: 

Hongos: son los primeros en atacar si tenemos un exceso de agua.

Gusanos de seda:  les gusta mucho comer cualquier hoja aromáticas sin fin. Como estas matas no tienen muchas hojas, en solo 2 o 3 horas se comerán a toda tu planta. Te sugerimos que nos mates los gusanos y simplemente apártalos a otra zona. 

Esperamos que hayas disfrutado de este post y que si tienes alguna sugerencia nos lo hagas llegar a través de nuestro correo.

¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros!
Iniciar una Conversación
¡Hola! Haga clic en uno de nuestros miembros a continuación para chatear en WhatsApp
Normalmente respondemos en pocos minutos